Skip links

Cara a cara con la tecnología y la salud

Women 360° Congress 2019 sobre Tecnología y salud

Cómo afecta la tecnología en nuestras vidas

El pasado 11 de abril tuvo lugar el Congreso de Tecnología y Salud organizado por Women 360° Congress en el auditorio Naturgy de Barcelona. En él se habló de Conocimiento, de Neuroaprendizaje y de Liderazgo Femenino y en él participó nuestra compañera Gina Aran, socia directora de Grupo Humannova y fundadora de Inginium.

Ya en la anterior edición, Nuria Oliver, director of Research in Data Science at Vodafone,  nos adelantaba cómo la tecnología iba a impactar en nuestras vidas: la inteligencia artificial creará 58 millones de puestos de trabajo, decía, y nos invitaba a reflexionar sobre cómo prepararnos para ello.

VIDEO

No cabe mirar para otro lado, sino conocer cuanto antes cómo relacionarnos mejor con la tecnología y como trabajar de manera sinérgica con ella.

Y esto fue lo que nos quisieron transmitir los ponentes: una visión de futuro que debemos enfrentar con fuerza e inteligencia en cuanto a tecnología y salud se refiere, añadiendo la perspectiva de género para realizar un esfuerzo por hacer equitativas las oportunidades y visibilizar a mujeres con iniciativas y proyectos inspiradores en estos ámbitos.

Big Data, Blockchain, Inteligencia Artificial , medicina personalizada y 5G, ¿te suenan? tecnologia-salud

Son los sistemas tecnológicos que han venido para quedarse y que cambiarán el sistema productivo de las empresas, en cómo nos relacionamos y cómo nos gobernamos dentro de ellas. Hasta ahora las empresas tenían 2 palancas de productividad: los RRHH y la economía. A día de hoy la tecnología y los datos serán la tercera palanca. “Los datos serán el petróleo del futuro”, según palabras de Joana Barbany, Directora General de Societat Digital de la Generalitat.

En lo que todo el mundo está de acuerdo es en que la tecnología y el uso de los datos debe ser un bien común que esté al servicio de la ciudadanía de la manera más democratizada posible y sobre todo, cuidadosamente regulada por certificaciones que avalen su funcionamiento y uso. Y aún más si cabe en todas aquellas herramientas que deriven a las personas hacia un tratamiento médico, como expresó de manera contundente Mercè Camps, componente del Col·legi Oficial de Farmacèutics de Barcelona, en su intervención.

Pero en el ámbito de la salud parece que aún estamos lejos de sacar el mejor rendimiento a todo lo que la tecnología nos puede aportar. Y así lo explica Alfonso Valencia, director del Dpto. de Ciencias de la Vida en el Barcelona Supercomputing Center y del Instituto Nacional de Bioinformática Nacional, cuando nos comenta cómo la tecnología se ha introducido en otras áreas de nuestra vida, y no tanto en la medicina. El foco, según Alfonso, debería estar en cómo ésta podría solventar fases de trabajo iniciales automatizando todos aquellos procesos de toma de decisiones basados en registros de peculiaridades, para que el profesional pueda diagnosticar más rápidamente y disminuir así su carga de trabajo, sin que por ello esto signifique una desaparición de los profesionales en el ámbito de la medicina.

En realidad, uno de los mayores problemas con el que deberemos lidiar a nivel de datos, es que se disponen de muchos , pero aún no sabemos cómo usarlos, como indicó Montse Guardia, directora General en Alastria Blockchain Ecosystem.

Porque, ¿sabes lo que ocurre en un minuto a nivel de datos en internet?

En un entorno VICA como el actual, el saber medir bien los datos y con rigor, nos ayudaría a disminuir la incertidumbre y la volatilidad características de dicho entorno.

Actualmente telecomunicamos de manera centralizada, pero evolutivamente estamos cambiando dicha estructura a una estructura en malla (como el sistema bitcoin surgido en 2008).

Con esta nueva visión, pasaríamos de disponer de datos sin una vinculación específica entre ellos, a poder darle a un dato, un contexto y una información asociada, para ser capaces de transmitir conocimiento. La llamada es: hay que trabajar en cómo estructurar el conocimiento.

A modo de ejemplo, Alicia Pomares Socia Directora de Grupo Humannova nos explica en su último artículo un caso real de aprendizaje continuo y social que ha puesto en marcha recientemente el BBVA a través de su plataforma Campus Wallet.

Para procesar la gran cantidad de datos de los que la industria dispone, el Dr. Enric Banda del Barcelona Supercomputing Center nos presenta el MareNostrum, un supercomputador capaz de realizar 13.700 Billones de operaciones por segundo.

Pero a nivel humano, “el cerebro es nuestra supercomputadora”, como explicó Gina Aran, Socia Directora de Grupo Humannova. 

Y, ¿de qué forma se organizan esos datos para el aprendizaje? A través de la memoria. “No hay aprendizaje sin memoria. Y cuando más se fija la memoria es cuando ésta va asociada a nuestras emociones”, comenta Gina. Vivir se aprende haciendo y, por tanto, involucrando a las personas en el aprendizaje.

Esto nos llevará a que todos participemos de los procesos de cambio tan constantes y acelerados de este mundo VICA y nos obligará adquirir nuevas competencias. Si hablamos de aprendizaje emocional relacionado con la tecnología que nos acompaña, tendrán especial relevancia las competencias denominadas tecno-emocionales para esos momentos de cambio acelerado. Y las empresas tendrán que facilitar su desarrollo a través de un liderazgo basado en la empatía y en la gestión emocional.

Para apoyar estas competencias, a su vez, el sistema educativo debería reforzar 3 ejes, sostiene Gina:

  1. aprendizaje colaborativo,
  2. aprender a aprender
  3. Aprendizaje continuo (“learnability”)

Acerca de este último punto, Gemma Mas, directora del Dpto. de Innovación Calidad y Diseño el Institut de Formació Contínua de la Universitat de Barcelona, reconoce que en el ámbito de la educación contínua se enfrentan a diferentes retos pero que se pueden solventar a través de proyectos que incluyan la personalización, la co-creación, y la innovación, involucrando a todos los implicados y a un equipo multidisciplinario para ello.

En definitiva y como comentó  Montse Guardia de Alastria: “debemos crear ecosistemas que permitan nuevas formas de trabajar. Son necesarias nuevas formas de ver la vida. Las personas son las protagonistas y la tecnología solo proporciona herramientas”.

El debate ético sobre la tecnología está en sobre cuánto tiempo necesitaremos y qué tendremos que hacer para que toda la sociedad entienda la tecnología lo suficiente para ser partícipe de ello .

Fina Martínez
Redactora
Grupo Humannova

logo-humannova

Opinions

  1. Post comment

    Saludos,los felicito son de gran orientacion los temas tratados y despiertan gran interes

    Permalink

Join the Discussion