Skip links

Somos conectores de talento en un mundo en construcción

“Los robots nos van a quitar el trabajo y en pocos años el paro tecnológico inundará nuestra sociedad.” “Miles de puestos se quedan sin cubrir por falta de profesionales preparados para las nuevas profesiones.” “El departamento de RRHH, gestión de personas y talento, va a desaparecer, la función quedará repartida entre los managers que gestionan personas en las organizaciones. Taxis voladores nos van a venir a recoger a casa sin conductor. Vamos a poder tomar decisiones sobre personas en décimas de segundo gracias a la cantidad de información que no aporta el “Big Data”, dentro de poco las máquinas harán una buena parte del trabajo de RRHH. Escuchamos continuamente estos, y otros mantras.

La “4ª revolución industrial” le llaman.

A pesar de que no podemos adivinar el futuro, lo que si que parece bastante obvio es que la incertidumbre y la exponencial es la nueva normalidad en los tiempos que corren. Ante esta incertidumbre se nos antoja difícil adivinar que pueden hacer las organizaciones, para tener éxito en ese futuro que nadie puede prever, mejor dicho, para sobrevivir en ese futuro cada vez más incierto y complejo. Realmente no sabemos cuáles son todas las claves para que una organización tenga éxito en ese futuro desconocido, pero si sabemos que parte del éxito estará en conseguir crear organizaciones inteligentes. Para ello es fundamental mantener a las personas de la organización conectadas, colaborando y compartiendo información y en aprendizaje continuo; ello nos ayudará a imprimir agilidad estratégica, a generar ideas creativas, a innovar y a adelantarnos a las necesidades de nuestros mercados.conectar-talento

Ante esta nueva normalidad también parece obvio que la función de “RRHH” – personas, talento….llamarle como queráis- necesita reinventarse más que nunca y, no solo ganar flexibilidad y capacidad de adaptación, sino convertirse en los verdaderos agentes de cambio, los conectores de talento en este mundo en construcción. Lo decía Dave Ulrich en “Recursos Humanos Champions”: “El rol clave, por medio del cual los profesionales de RRHH pueden agregar valor a la empresa, es el de conducir la transformación y el cambio. La transformación implica cambios fundamentales en la empresa, los profesionales de RRHH se convierten en guardianes y catalizadores de la cultura de la empresa…. “

La 4ª Revolución viene acompañada de una gran oportunidad para regenerar las organizaciones, inyectarles aire fresco y cambios en cuanto a la gestión de personas se refiere. Estamos ante un momento único para reinventar el rol de RRHH y convertirlo en el motor del cambio de las empresas. ¿Nos estamos preparando para asumir esos nuevos retos? ¿Seremos capaces de reinventarnos?

En la era de la conectividad surgen nuevos retos y cambios en los roles, no solo en el área de RRHH, sino en la de todos aquellos profesionales que gestionan talento:

1.El nuevo rol de RRHH es ser el facilitador y potenciador de conversaciones de aprendizaje.

¿Qué nos puede ayudar en este futuro incierto? Convertir nuestras organizaciones en organizaciones inteligentes. En las organizaciones de futuro, la inteligencia, el conocimiento, la información debe circular y ser potenciadora de ideas e innovación. Las organizaciones del siglo XXI son empresas abiertas con personas conectadas, las nuevas herramienta sociales empoderan al trabajador proporcionándoles un altavoz para compartir sus ideas, tanto a través de redes sociales como de comunidades internas.aprendizaje-colectivo

2. RRHH se convierte en el diseñador de espacios de innovación y colaboración.

La conectividad nos hace más sociales y nos ayuda a trabajar de forma colaborativa obteniendo resultados de mayor calidad. Tenemos a nuestro alcance cada vez más herramientas de productividad y de trabajo colaborativo, que nos convierten en profesionales más eficientes, pero ello implica que la implantación de herramientas sociales se tiene que hacer de una manera estratégica y contar con una cultura abierta.

3. RRHH tiene que asumir el papel de coach del aprendizaje social, arquitecto de Entornos Personales y Organizativos de Aprendizaje (EPOA).

Ahora es más fácil que nunca mantenernos informados y actualizados. Aprendemos, nos formamos y desarrollamos de otra manera. Ahora el aprendizaje es social, ubicuo y continuo. Y con la llegada de las nuevas generaciones cada vez lo será más.

4. La labor de RRHH consistirá en crear Organizaciones de Alto Rendimiento con equipos cada vez más ágiles.

Gracias a la flexibilidad laboral, el trabajo no es un sitio donde ir, sino objetivos que cumplir. Poco a poco está cambiando nuestro concepto del trabajo. Los equipos son cada vez más ágiles, globales, diversos y tenemos que aprender a gestionarlos de forma diferente.

5. RRHH además de ayudar a detectar y desarrollar ese liderazgo, deberá ser un experto en técnicas de análisis de información, observador de sociogramas de la empresa y detector de nodos y flujos de influencia.

En el nuevo paradigma de la sociedad conectada la forma que adopta el liderazgo está cambiando y tiende a distribuirse. El líder –el que ejerce influencia, genera opinión y crea pasiones– es redárquico. La forma como detectamos, medimos y desarrollamos el liderazgo también ha cambiado.

6. RRHH será el diseñador de emociones positivas y experiencias de gamificación.

En medio de tanta Inteligencia Artificial, Internet de las cosas, Realidad virtual y aumentada, y todo este nuevo mundo de tecnología, las emociones han resucitado. Nos hemos dado cuenta que son importantes para los resultados y ahora las dejamos aflorar sin ningún tipo de reparo. Las emociones colectivas se expanden a gran velocidad en la era de la conectividad, y ya sabemos que las emociones positivas son rentables y transformadoras. Introducimos el juego en el puesto de trabajo y otras técnicas que generan emociones positivas para potenciar la felicidad como camino para conseguir resultados más sostenibles.

7. RRHH deberá potenciar las nuevas competencias vinculadas a la digitalización y ayudar a convertir en buenos socialnetworkers a sus empleados. Será el impulsor del socialnetworking y employer branding.

Siempre ha existido una preocupación por la visibilidad, el posicionamiento, la marca personal que proyectamos en nuestro entorno. Pero en tiempos de redes sociales la velocidad de posicionamiento es exponencial, lo que otorga mayor importancia a una buena estrategia de posicionamiento tanto de marca personal y empresa como de employer branding.

8. RRHH se convierte en potenciador de nuevas competencias y harmonía entre tanta diversidad.

Surgen nuevas profesiones y nuevas formas de trabajar. Aparecen nuevas competencias y nuevos perfiles profesionales: knowmads, millennials, Zetas, intraemprendedores, socialnetworkers … diferentes generaciones con motivaciones y perfiles distintos que han de convivir en harmonía en las organizaciones.

9. RRHH tendrá que aprender a ser un experto analista de la información y predictor de tendencias de comportamientos futuros en la empresa.

El volumen de datos e información que vamos regalándole a la red es cada vez mayor, lo que convierte al Big Data en una de las tendencias de futuro.

10. RRHH será conector de talento y garante de la inteligencia colectiva.

En definitiva, el rol principal de RRHH será conectar talento para proyectar eficiencia en la era digital. 

Desde Humannova podemos ayudar a tu organización en gestión del talento e innovación, conoce más acerca de lo que hacemos aquí. 

Alicia Pomares 
Socia Directora
Grupo Humannova

Post basado en mi libro “Conectar talento, proyectar eficacia” – Profit
Editorial

*Imágenes tomadas de freepik

Join the Discussion